fbpx

Los 7 motivos por los que mantener relaciones sexuales es muy positivo durante la pandemia del COVID-19 (y para cuando acabe)

Beneficios del sexo

Como es normal, toda la población está preocupada y asustada con el grave problema que está suponiendo la pandemia del COVID-19. Muchas personas habréis padecido directamente la enfermedad, otras habréis sufrido el fallecimiento de un ser querido y otras habréis soportado la enorme carga económica que ha supuesto.

Es imperativo que se desarrolle una vacuna. Pero mientras, hay muchas acciones que nos permiten mejorar nuestra calidad de vida a pesar de las circunstancias.

Y una de ellas es mantener una vida sexual activa. Aquí vamos a tratar algunos de los beneficios que tiene el sexo en nuestra salud mental y física.

Es posible, que según el momento en el que leas esta entrada no tengas pareja, o sí tengas y viváis en el mismo domicilio o en otro. Ninguna de las posibles circunstancias implicará que no vayas a disfrutar de tu cuerpo, ya que cada persona es dueña de su propia sexualidad. Esta es individual y no pertenece ni depende de los demás.

Por lo tanto, la masturbación también la consideramos sexo.

 

Reduce los niveles de dolor y estrés

 

Es importante saber lo bueno que es tener orgasmos para la reducción de los dolores y del estrés.

La causa de que reduzca o, incluso, elimine procesos de cefalitis y otros dolores de cabeza, muscular, de cuello, de menstruación, etc., es que la práctica sexual desencadena la liberación de endorfinas (neuropéptidos producidos por nuestro propio organismo). Son, de la familia de los opiáceos, por lo tanto, su composición es semejante a la de los derivados del opio, como la heroína o la morfina. Y, por esto mismo, es fácil imaginar que actúan como analgésicos, por lo que es muy positivo tener orgasmos cuando sufrimos algún tipo de dolor.

Además, a nivel psicológico, nos proporciona sensaciones de bienestar y calma. Es decir, que es un relajante. ¿No habéis tenido sexo alguna vez para relajaros? Quizá haya sido, en muchas ocasiones un pensamiento inconsciente, o quizá sí teníais claro que tenía un efecto ansiolítico.

Y en estos momentos de tener limitada nuestra vida social, nos podemos encontrar en una situación de malestar, y de sentir mucho estrés por lo que está ocurriendo y por las consecuencias que provocará. Así que es muy útil tener sexo para disfrutar los efectos de un buen ansiolítico natural.

Pero no todo podía ser tan mágico, la realidad es que las endorfinas tienen una vida corta y son eliminadas con relativa rapidez. Esto ocurre como medida del cuerpo para protegernos y no obviar posibles señales de alarma que pudieran haber sido más adaptativas en el pasado y que en un estado de calma prolongado podríamos pasar por alto.

Los besos, caricias y abrazos estimulan la descarga de endorfinas. Pero un abrazo de verdad, con emoción y sentimiento. Por desgracia, ahora no es el tiempo de los abrazos.

Para quienes no podéis estar en contacto con vuestros seres queridos, evocar esos momentos en la imaginación, genera endorfinas.

Por lo tanto, quiero dejar muy claro que es importantísimo para vuestro bienestar darse cariño tanto a uno mismo como a quienes tenéis a vuestro alrededor.

 

Favorece e incrementa la respuesta inmune

 

Otro de estos importantes beneficios es la mejora del sistema inmune. En estos momentos tan complicados, una ayuda para la mejora de la salud y del sistema de defensas de nuestro organismo, siempre viene bien.

La actividad sexual fortalece el sistema inmune porque aumenta la circulación y producción de linfocitos T y B (aunque dentro de estos hay otros subtipos. Son los principales encargados de defendernos, nos protegen de bacterias y, en el caso que más nos preocupa ahora, de virus (como el coronavirus).  Crean inmunoglobulina (que son los anticuerpos), rodean a los antígenos (que son las moléculas enemigas), las destruye y provoca la muerte de las demás células infectadas.

Además, también recuerdan anteriores infecciones para actuar con más rapidez y eficacia. Es el motivo por el que funcionan las vacunas. (Y recordad lo importante que es vacunarse).

Por otro lado, se ha demostrado que mantener relaciones también aumenta la creación de citoquinas, proteínas que colaboran en la coordinación del sistema inmune. Lo hace activando o inhibiendo las funciones de células específicas, regulando la proliferación y diferenciación celular, y activando o inhibiendo la expresión de algunos genes.

 

Mejora el estado físico y la salud cardiovascular

 

También, es positivo en el apartado físico, ya que estaremos realizando ejercicio y subiremos nuestras pulsaciones. Así contribuiremos a disminuir el sedentarismo al que, a veces, nos vemos obligados. Y más, en esta complicada época. Es bueno para el corazón y aumenta los niveles de oxígeno en sangre.

Parece que una relación sexual con la pareja habitual es un ejercicio físico de intensidad leve a moderada. Pero dependiendo de la actividad de cada pareja, podría ser menor o mayor la intensidad. Como es lógico, la masturbación implica un ejercicio mucho más reducido, pero aun así es bueno para el corazón por el aumento de pulsaciones que produce.

Como es normal, no todo el mundo está haciendo ejercicio en casa o en gimnasios, y una manera de eliminar esa quietud podría ser teniendo prácticas sexuales. Es un ejercicio aeróbico que favorece la quema de calorías, pero con esto no digo que sustituya a otros ejercicios más recomendables para mantenerse en forma porque no deja de ser un ejercicio de baja intensidad a moderada.

Respecto al corazón, ser sexualmente activo es bueno para él. Los encuentros eróticos aumentan nuestro ritmo cardíaco y reduce las probabilidades de padecer un infarto de miocardio. Los vasos se dilatan, permitiendo una mejor circulación de la sangre y evitando la formación de coágulos. Hay estudios que concluyen que mantener sexo, al menos, dos veces por semana reduce a la mitad las posibilidades de morir de una enfermedad de corazón. Y justo al revés, la falta de orgasmos, se relaciona con un mayor riesgo cardiovascular.

Fortalecer el corazón, mejora la calidad de vida. Ya que nos ayuda a estar saludables y, por tanto, aumentaremos nuestra longevidad.

Para las personas que han sufrido infartos de miocardio o que tienen patologías relacionadas, también será positivo, pero sin exceder a lo que su cardiólogo/a le haya recomendado, que es el/la profesional que mejor sabrá sus límites.

 

Otros beneficios

 

Por otra parte, respecto a las personas con vagina, además de multitud de ejercicios y recomendaciones que pueden ofrecer profesionales de la salud del suelo pélvico, el sexo puede ser un entrenamiento muy eficaz para fortalecer esta zona, debido a que se producen contracciones de los músculos del suelo pélvico.

Para las personas con pene, existen evidencias según las cuales, se asume que la frecuencia eyaculatoria reduce la probabilidad de padecer cáncer de próstata y otras enfermedades de la próstata.

 

Estos son algunos de los beneficios que me han parecido más importantes para compartirlos. Pero seguro que se os ocurren otros que no he escrito. No dudéis en comentarlos si queréis. Cualquier otra duda, contactad conmigo. Estaré encantado de resolverla.

 

Ilustración por Lidia Pérez para Bejarano Sexología 2020®. Reinterpretación de Mujeres en la ventana (1665-75), Murillo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes