fbpx

Sobre mí

Soy Darío Bejarano Pérez, sexólogo y terapeuta de pareja. Con multitud de formaciones en perspectiva de género, igualdad y violencia de género; además de haberme especializado en terapias contextuales y mindfulness. Pero para leer esto no has entrado en la sección “sobre mí”. Si quisieras saber qué nota media tuve en la carrera de psicología, irías a mi LinkedIn. Así que te voy a contar sobre mí.

La sexualidad es algo que, como a la mayoría de nosotras y nosotros, me ha llamado la atención desde siempre. Desde niño, de manera inocente, hasta la actualidad. Pero a pesar de ser algo que nos interesa tanto, solo recibimos clases de educación sexual de manera muy deficiente en algún curso de la ESO, a destiempo y sin abordar los temas que realmente interesan. Centrándose exclusivamente en enfermedades o infecciones de transmisión sexual (ETS e ITS) y cómo protegernos de ellas. Saltándose temas tan imprescindibles como la comunicación la afectividad y el placer.

Esto, como decía, siempre me produjo gran interés y no comprendía cómo no nos enseñan aspectos importantes de nuestra sexualidad, dejándonos desamparados en el aspecto educacional. Teniendo que recurrir como referencias de relaciones “normales”, a las películas, a las series de TV e, incluso, al porno. Lo que causa enormes problemas si las adoptamos como modelos reales.

Es por eso, que cuando acabé la carrera, tuve clarísimo los problemas que quería ayudar a resolver: aquellos que, por nuestra sociedad y educación, nos dificultan tener relaciones sexo-afectivas saludables y satisfactorias.

Tras mucho buscar especializaciones, cursos y másteres, encontré el mío en el Instituto Andaluz de Sexología y Psicología. Aquí pude realizar el máster de Sexología Clínica y Terapia de Pareja de manos de las personalidades más eminentes de España de este ámbito: Francisco Cabello (director y principal profesor) y Miren Larrazábal.

Desde entonces, he ayudado a muchas personas a resolver o mejorar sus problemas y preocupaciones en este ámbito tan importante. Además, de mediar en muchas parejas que lo pasan mal con problemas de comunicación, satisfacción y convivencia. Sobre todo, en esta época, donde el COVID-19 y sus consecuencias nos ha cambiado nuestra forma de vida y nos limita nuestra parte social; muchas personas necesitan de profesionales que les acompañen a afrontarlo y seguir hacia delante.

Si tienes algún problema de índole sexual o de pareja y quieres dejar de sufrir, no lo dejes pasar más tiempo.